Antes que el diablo sepa que has muerto

Dos hermanos, agobiados por problemas económicos de causas e índoles diversas, se unen para organizar un robo en la propia joyería de sus padres. En principio, no va a haber violencia, ni heridos ni disparos. Sin embargo, la improvisación de uno de los cómplices dará un vuelco a la historia, que conducirá a los personajes a una especie de callejón sin salida, donde su lado más oscuro emergerá para complicar aún más la situación.

Crítica Lumet (“Doce hombres sin piedad”, “Veredico final”, “Una extraña entre nosotros”) localiza su historia, una vez más, en la ciudad de Nueva York para hablarnos, en un tono trágico y falto de cualquier ápice de esperanza de los recovecos más oscuros del alma humana; cuando uno ya es capaz de mentir, engañar, robar y herir a su propia familia. La película se convierte en una tragedia en toda regla, en la que se recogen diversos elementos habituales de este tipo de historias: conflictos familiares que nacen de una mal llevada educación sentimental, ambición, poder, celos, dinero, negocios y engaños. Por la estructura de saltos cronológicos hacia el pasado y con puntos de vista distintos -algo que se está convirtiendo en un tópico narrativo en los últimos años, y que produce películas ya de escaso valor sorpresivo- el film anuncia la catástrofe que se cierne sobre los personajes. Sin embargo, Lumet y Materson intentan atrapar al espectador en esa red de trampas, pasiones y miserias por culpa de la cual tocarán fondo Andy, Hank, Charles y Gina.

VALORACIÓN: + + +

CONTIENE(O a 3):
HUMOR:
ACCIÓN: 2
VIOLENCIA: 2
SEXO: 1,5

( Datos facilitados por la Asociación de Telespectadores de Cataluña )

Alquiler

2 créditos
48 horas

Compra

3 créditos

Clasificación: Mayores de 18 años

Género: Thriller/policíaca

Director: Sidney Lumet, Kelly Materson

Reparto: Philip Seymour Hoffman, Ethan Hawke, Albert Finney, Marisa Tomei, Rosemary Harris