Hannibal: el origen del mal

“El dragón rojo” nos reveló quién era, “El silencio de los corderos” qué hacía, y “Hannibal el origen del mal” nos adentra en el capítulo más escalofriante de la vida de Hannibal Lecter: por qué. La historia de Hannibal comienza en la II Guerra Mundial, cuando de niño, es testigo del asesinato de sus padres y sin ningún apoyo, ha de sobrevivir en un orfanato. Más adelante, decide trasladarse a París en búsqueda de algún familiar, y allí se encontrará con una bella y misteriosa japonesa que le acogerá en su casa, pero ni siquiera su amor conseguirá borrar la tremenda carga que le atormenta desde niño. Afortunadamente, cuenta con excelentes habilidades para la ciencia, por lo que puede ingresar en Medicina, y éste se convierte en el camino que le llevará hacia su esperada venganza. Con toda esta trama, la historia pretende dejar claro un mensaje: el asesino no nace, se hace.

Crítica: La película explora el origen de la ira, el odio y el sadismo del protagonista, junto a un tema crucial en toda su historia: el canibalismo, algo que da como resultado un largometraje tremendamente violento. Estamos ante un thriller psicológico con un excelente guión y un ritmo que no permite al espectador desviar su atención. Así mismo, es admirable cómo consiguen crear cierta empatía hacia un despiadado asesino en serie, algo que en un principio parecía impensable.

VALORACIÓN: + + +

CONTIENE (0 a 3):
HUMOR:
ACCIÓN: 2
VIOELNCIA: 3
SEXO:

( Datos facilitados por la Asociación de Telespectadores de Cataluña )

Alquiler

2 créditos
48 horas

Compra

3 créditos

Clasificación: Mayores de 18 años

Género: Terror

Director: Peter Webber; guionista- Novela: Thomas Harris

Reparto: Gaspard Ulliel, Gong Li, Helena Lia Tachovska, Rhys Ifans, Dominic West