El tren de las 3:10

Dan Evans es un veterano del ejército de la Unión, que está a punto de perder su rancho por las malas cosechas y la llegada del ferrocarril. Hundido por su incapacidad para sacar a flote a la familia, ve su tabla de salvación económica en la custodia de un famoso forajido. Ben Wade, un líder nato entre los atracadores, debe partir en el tren de las 3:10 en Yuma para responder ante la justicia. Evans formará parte del equipo que lo conducirá hasta allí.

Crítica El wester fue un género tan popular en su pasado como marginal y de culto en el presente. Con una producción escasa pero de calidad, quien se embarca en la realización de una historia de este tipo sabe que su trabajo se va a mirar con lupa. En el caso de James Mangold (“Inocencia interrumpida”, “Identity”, “En la cuerda floja”), su amor por el western es algo que nació hace años y que ha introducido indirectamente en algunas de sus películas (“Cop land”). De hecho, “El tren de las 3:10” es un remake de la adaptación que hizo Delmer Daves, (co-guión del propio Halsted Welles) en 1957, del relato de Elmore Leonard. Un relato que se publicó por primera vez en 1953 en “Dime Western Magazine”. Ahora, en el 2007 y con un absurdo año de retraso en nuestras pantallas, la película ofrece un antagónico y, al mismo tiempo, complementario retrato de dos posturas morales y vitales ante las dificultades de la vida. Sin descifrar nada de lo que configura a cada uno de los protagonistas, puede decirse que la seducción por el mundo fuera de la ley puede que no sea tan sugestiva cuando se palpa de cerca o cuando se contrapone a una supuesta vida sedentaria y sujeta a humillaciones y abusos, que “parece” no se gestionan con “suficiente” fortaleza y decisión. De nuevo las dinámicas entre lo nómada y lo sedentario, lo moral y lo inmoral, la familia y la soledad, la violencia justificada y la caprichosa, las posturas encontradas y el nacimiento de una amistad, por citar algunas de muchas más que ofrece la película, configuran la riqueza del western. Es decir, en medio de esos puntos extremos, el género de la conquista humana conquista es , precisamente, el territorio de lo intermedio que, en ocasiones, ofrece el punto de vista más acertado de la realidad. Además, Mangold sabe trasladar muchos debates contemporáneos a la arena de un género histórico, algo que demuestra su flexibilidad, fertilidad y capacidad, y que tan bien han descubierto los hermanos Coen. Por otra parte, la adecuada banda sonora de Marco Beltrami (“The eye”, “La jungla 4.0”, Los tres entierros de Melquíades Estrada”, “Yo, robot”), la realización y el montaje claustrofóbicos a pesar del vasto terreno físico en el que se rueda, y el guión que profundiza en las motivaciones y en los perfiles psicológicos, así como el acertado elenco de actores, encabezados por Bale y Crowe que saben compartir generosamente el protagonismo, hacen del film un sólido referente del género en el siglo XXI.

VALORACIÓN: + + + +

CONTIENE (0 a 3):
HUMOR:
ACCIÓN: 2
VIOLENCIA: 2
SEXO:

( Datos facilitados por la Asociación de Telespectadores de Cataluña )

Alquiler

2 créditos
48 horas

Compra

3 créditos

Clasificación: Mayores de 13 años

Género: Bélico/Oeste

Director: James Mangold ; Guionista Halsted Welles, Michael Brandt, Derek Haas

Reparto: Intérpretes Russell Crowe, Christian Bale, Logan Lerman, Ben Foster, Peter Fonda, Alan Tudyk, Gretchen Mol