Insidious

Josh (Patrick Wilson) y Renai (Rose Byrne) tienen tres hijos y acaban de mudarse a una amplia casa. Renia, que compone música desde casa, empieza a escuchar algún sonido extraño del que no hace mucho caso. Poco después, el mayor de los niños tiene un accidente y queda sumido en un extraño coma, dado que los médicos no encuentran ninguna lesión cerebral. Los fenómenos inexplicables se suceden con mayor frecuencia, y el forzado cambio de casa que exige Renai tampoco soluciona la cuestión.

CRITICA Director y guionista son amigos desde hace años y también comparten la paternidad de la saga Saw, de la que Wan además es el productor ejecutivo y Whannell guionista y protagonista de la tercera entrega. Ahora se embarcan en una historia más de casas encantandas y posesiones tortuosas, para la que cuentan con los productores y el guionista y director de Paranormal activity. Todos los ingredientes clásicos, todos los clichés y los componentes del género se dan cita para explotar en el último tercio de película. Lo cierto es que, a pesar de esto, Insidious aguanta el tirón y mantiene la dignidad, no sólo por la fotografía y la realización y el sonido bastante cuidado, sino también por unos actores que cumplen, sin creces, pero con solvencia su rol. Los amantes del terror en su formato convencional pero sin defase y con cierto control, tienen una nueva oportunidad de refrescarse en una sala de cine.

VALORACIÓN: + + +

CONTIENE ( 0 a 6 ):
HUMOR:
ACCIÓN: 2
VIOLENCIA: 2
SEXO:

(Datos facilitados por la Asociación de Telespectadores de Cataluña)

Alquiler

2 créditos
48 horas

Compra

3 créditos

Clasificación: Mayores de 18 años

Género: Terror

Director: James Wan

Reparto: Patrick Wilson, Rose Byrne, Barbara Hershey, Angus Sampson, Ty Simpkins