El asesinato de Jesse James por el cobarde de Robert Ford

Jesse James, un personaje a caballo entre la leyenda y la realidad histórica, fue traicionado por uno de los componentes de su banda de ladrones y asesinos. Se había convertido en uno de los hombres más buscados por la justicia y, según aquellos que le conocieron, era una persona de carácter y código moral peculiar.

Crítica Tampoco hace falta saber mucho de Jesse James para adentrarse en el film, cuyo título resume lo que pasa (“El asesinato de Jesse James por el cobarde de Robert Ford”), a grandes rasgos, a lo largo de todo el metraje. De hecho, el asesinato se anuncia, menciona y recuerda en diversos momentos. Por tanto, lo que Dominik quiere explicar, a partir de la novela de Ron Hansen (cuyos derechos compró Brad Pitt, productor de la película junto a Ridley Scott), es algo distinto del mero hecho cronológico. Su película (la segunda que dirige tras un lapso de siete años) habla –a través de imágenes evocadoras, un tempo pausado, unas réplicas escuetas pero de doble capa, y unos gestos sutiles y también cargados de contenido escondido y fuertemente dramático- de la traición, de la soledad, del vacío e incoherencia de ciertos códigos éticos parecidos a los de la mafia, de la delgada línea que separa la admiración del odio, de sentirse humillado y de la banalidad del deseo de fama.

VALORACIÓN: + + +

CONTIENE ( 0 a 3):
HUMOR:
ACCIÓN: 1
VIOLENCIA: 2
SEXO:

( Datos facilitados por la Asociación de Telespectadores de Cataluña )

Alquiler

2 créditos
48 horas

Compra

3 créditos

Clasificación: Mayores de 13 años

Género: Bélico/Oeste

Director: Andrew Dominik ;Guionista Andrew Dominik

Reparto: Brad Pitt, Casey Affleck, Sam Shepard, Mary Louise Parker, Paul Schneider, Zooey Deschanel