Valor de ley

El padre de la niña de catorce años, Mattie Ross, es asesinado de un disparo a sangre fría por el cobarde Tom Chaney. Ahora, ella está dispuesta a hacer justicia. Buscando la ayuda del jefe de policía Cogburn, un borracho de gatillo fácil, se marcha con él –a pesar de su oposición- para atrapar a Chaney. La sangre vertida de su padre le hace perseguir al criminal hasta el territorio indio y encontrarle antes de que el Ranger de Texas llamado LaBoeuf le atrape y lo lleve de vuelta a Texas por haber asesinado a otro hombre.

CRITICA El remake de los hermanos Coen hace justicia (nunca mejor dicho) al western dirigido por Henry Hathaway en 1969 y protagonizado por el omnipresente del género, John Wayne. Además de respetar el guión original, mejora el vestuario, la puesta en escena, la psicología de la niña protagonista y mantiene presentes los toques irónicos tan característicos de los dos directores sin caer en anacronismos. De estos rasgos resumidos cabe destacar unos cuantos. Para empezar, Valor de ley es una de las pocas muestras actuales de western que valen la pena (exceptuando, sobre todo, El asesinato de Jesse James por el cobarde de Robert Ford y El tren de las 3:10) porque tiene todos los toques imprescindibles de la épica del oeste bien conjugados: los paisajes enmarcados en una estupenda fotografía, los personajes tipo, la dualidad justo/injusto, orden/caos y el espíritu aventurero. Todos los ingredientes que ya aparecían en la versión de Hathaway de mismo título, cuyo guión han aprovechado los Coen (cambiando el final), para recuperar un relato bien contado y entretenido basado en el libro de Charles Portis, True grit. Se nota que los hermanos son amantes del western, no sólo porque la oscarizada No es país para viejos ya apuntaba maneras, sino también porque hay muchos planos que recuerdan a películas de Ford y Hawks. Un ejemplo es la forma que han escogido para mostrar el paso del tiempo con la nieve cayendo sobre los protagonistas, una clara alusión a la magnífica Centauros del desierto. Aparte de estar bien dirigida, está espléndidamente interpretada, tanto por los personajes principales como por los secundarios. Sin embargo, hay que destacar a la pareja protagonista. Jeff Bridges pone la piel y la voz de forma inmejorable a Rooster Cogburn, el alguacil tuerto que le valió el único Oscar a John Wayne. Por su parte, Hailee Steinfeld es la sorprendente debutante que encarna a una joven Mattie Ross mucho más segura de sí misma rodeada por hombres duros capaces de mostrarle su respeto y admiración. Por todo ello, Valor de ley es un retorno al western más clásico con estupendos paisajes, aventura, diálogos repletos de ironía y gran carga dramática, que dan como resultado una cinta sensacional y más comercial que otros títulos recientes sobre un género dado por muerto.

VALORACIÓN: + + + +

CONTIENE ( 0 a 6 ):
HUMOR: 2
ACCIÓN: 3
VIOLENCIA: 3
SEXO:

(Datos facilitados por la Asociación de Telespectadores de Cataluña)

Alquiler

2 créditos
48 horas

Compra

3 créditos

Clasificación: Mayores de 13 años

Género: Bélico/Oeste

Director: Joel Coen, Ethan Coen

Reparto: Jeff Bridges, Matt Damon, Josh Brolin, Hailee Steinfeld, Barry Pepper