Luz de domingo

En un pueblecito asturiano –Cenciella-, a principios del siglo XX, las luchas por el poder y el dinero no envidian nada a las de grandes empresas o países. Es más, en un entorno tan reducido, cualquier odio, envidia o rencor puede intentar destruir hasta lo más puro y duradero.

Crítica: Garci retorna a la gran pantalla, junto a su guionista habitual, esta vez inspirándose en un relato de Ramón Pérez de Ayala. Como suele pasar en sus películas, el paisaje (asturiano), el entorno natural y rural, se convierten en un personaje más, y la cámara se detiene para ilustrar esa idea del protagonista de que la luz de domingo es diferente a la de los otros días de la semana. En contraposición a la venganza y a escabrosas tramas de coacción por parte de los antagonistas de la película –un clan que recuerda a ciertas producciones del oeste o de la mafia-, la mayor parte de los personajes abanderan un tipo de vida tranquila, que disfruta con lo sencillo y grandioso de las relaciones humanas, y que exalta, también con naturalidad, la riqueza de la música, la pintura y la literatura. Al mismo tiempo, el guión también se despacha sutilmente con la prensa sensacionalista, en una pequeña escena de la película. Por supuesto, Garci tampoco deja de lado su pasión por el cine clásico norteamericano, junto a ese aire nostálgico que tan bien abandera el médico-narrador –encarnado por un genial Guillén Cuervo-, y nos lo demuestra a través de tres cosas. Las secuencias de apertura y cierre, en blanco y negro, con una panorámica a una casa rodeada de una verja, que abre y cierra el flashback que es la película, como un homenaje a “Ciudadano Kane”. La relación entre el tierno y duro, a la vez, personaje de Alfredo Landa y la regente del bar, una uruguaya que ha vivido como él en Nueva York y con quien se intercambian recuerdos melancólicos y postales de la gran ciudad. Y finalmente, ese plano final en el que se entreve el cine del pueblo. A pesar de un guión algo literario, sobre todo en las réplicas, y del tono romántico, para algunos algo cursi, lo cierto es que “Luz de domingo” ofrece una digna historia de amor entregado y verdadero, que es capaz de redimir a sus sujetos de sucumbir al resentimiento. A eso ayuda un plantel de actores y actrices, muchos de ellos secundarios habituales del cine español, que Garci sabe dirigir con elegancia. Para amantes del cine costumbrista de este director asturiano. Cinefórum Amor, Familia, Perdón.

VALORACIÓN: + + + +

CONTIENE (0 a 3):
HUMOR:
ACCIÓN: 1
VIOLENCIA: 1
SEXO:

( Datos facilitados por la Asociación de Telespectadores de Cataluña )

Alquiler

2 créditos
48 horas

Compra

3 créditos

Clasificación: Mayores de 13 años

Género: Cine español

Director: José Luis Garci ; Guionista José Luis Garci, Horacio Valcárcel

Reparto: Paula Echevarría, Alfredo Landa, Álex González, Kiti Manver, Carlos Larrañaga, Fernando Guillén Cuervo, Toni Acosta