El gato con botas

El Gato con Botas se reencuentra con su hermano de orfanato Humpty Dumpty para conseguir las habichuelas mágicas y llegar a los huevos de oro de la oca. Sin embargo, el pasado de ambos resurge en el presente, donde también está la gata Kitty, compinche en su aventura, para complicar su viaje hacia la riqueza y el éxito.

CRITICA Los personajes de Charles Perrault, unidos a otros fantásticos cuentos tradicionales, son el arranque de una película que funciona a modo de spin off de Shrek, film donde aparecía el personaje de El Gato con Botas. De hecho, Chris Miller, el director, también lo fue de Shrek Tercero, además de uno de sus guionistas. Y aunque para Wheeler es su primer guión de largo, cuenta con el apoyo en la historia de más argumentistas de la saga del ogro verde. La película se estrena en un 3D menos molesto y más eficaz visual y narrativamente que el de otros títulos de animación, que se suben a la moda estereoscópica como estrategia meramente comercial. Y hay que decir que es una grata sorpresa. Está bien filmada, bien relatada y sus bromas a partir de códigos fílmicos se articulan con gracia dentro de la estructura sin llegar a agotar. El spaguetti western, con un montaje paródico en la fragmentación de pantallas y la ralentización, está bien traído. Así también la saga de El zorro protagonizada por el propio Antonio Banderas (la voz de El Gato con Botas), que parece resucitar en los duelos de baile entre Kitty y El Gato, aunque a veces se acerca más a un Gene Kelly en su papel de mosquetero. En definitiva, un divertido cuento, a veces poco infantil con el aire donjuanesco y pícaro con que se presenta al protagonista, pero que abandera valores como la amistad y la lealtad o la honradez.

VALORACIÓN: + + +

CONTIENE ( 0 a 6 ):
HUMOR: 3
ACCIÓN: 4
VIOLENCIA: 1
SEXO:

(Datos facilitados por la Asociación de Telespectadores de Cataluña)

Alquiler

2 créditos
48 horas

Compra

3 créditos

Clasificación: Todos los públicos

Género: Infantil

Director: Chris Miller

Reparto: Animación